Pasar al contenido principal

FACULTAN AL MINISTERIO DE AGRICULTURA PARA QUE ADJUDIQUE PREDIOS RÚSTICOS A FAVOR DE PERSONAS Y COMUNIDADES UBICADAS EN ÁREAS DE POBLACIÓN DESPLAZADA

Promulgado el 15 de agosto de 1996
Publicado el 18 de agosto de 1996

Resumen:
La Ley de Promoción de las Inversiones en el Sector Agrario, aprobada en 1991 por el Decreto Legislativo Nº 653, modificó el tratamiento de la tierra agrícola en el Perú, iniciando el proceso de su desregulación.
En el artículo 19 de dicha Ley se estableció que toda adjudicación de tierras rústicas, a cualquier persona natural o jurídica debía hacerse a título oneroso. Por ello, este breve Decreto Legislativo estableció un tratamiento excepcional, por el que durante un corto plazo, hasta diciembre de 1998, (prorrogado hasta diciembre del 2000, mediante la Ley Nº 27041, publicada en diciembre de 1998) se permitió al Ministerio de Agricultura adjudicar tierras del Estado en forma gratuita.
Dirigiéndose la presente ley a beneficiar a las personas y comunidades campesinas y nativas afectadas por la violencia terrorista, su Reglamento, que fuera aprobado por el Decreto Supremo Nº 018-96-AG, se encargó de precisar lo que se debe entender por zonas de economía depriminada.

Artículo 1º.- Suspender la aplicación del Artículo 19º del Decreto Legislativo Nº 653 en las zonas de economía deprimida de la Sierra, Ceja de Selva, y Selva, hasta el 31 de diciembre de 1998, con la finalidad de promover la reincorporación de la población desplazada por la violencia terrorista. [Texto modificado por la Ley Nº 27041, publicada el 31 de diciembre de 1998].

Artículo 2º.- Facultar al Ministerio de Agricultura para adjudicar gratuitamente en las zonas de economía deprimida y durante el plazo señalado en el artículo precedente, los predios rústicos de libre disponibilidad del Estado en favor de las personas naturales, Comunidades Campesinas y Comunidades Nativas que se ubiquen en áreas de población desplazada por la violencia terrorista.
La expedición de los títulos de propiedad, así como la inscripción de los mismos en los Registros Públicos no irrogará pago de derechos administrativos, ni tasas por inscripción registral respectivamente.

Artículo 3º.- Dentro de los treinta (30) días de promulgado el presente Decreto Legislativo, se aprobará mediante Decreto Supremo, el Reglamento en donde se establecerán las circunscripciones geográficas de aplicación de tierras y los beneficiarios, el mismo que será refrendado por el Presidente del Consejo de Ministros y por el Ministro de agricultura.